¿Qué dificultades existen para poder generar evidencias en Salud Comunitaria?

Nos encontramos conque la evidencia en Salud Comunitaria en nuestro país es bastante escasa. ¿Qué factores nos llevan a que esto ocurra? ¿Por qué generamos poca evidencia en comunitaria?

13 comentarios sobre “¿Qué dificultades existen para poder generar evidencias en Salud Comunitaria?

  1. Me atrevo a empezar este debate, ya que el tema me apasiona muchísimo y creo que es muy importante! podríamos hablar de dificultades en generar evidencia desde diferentes perspectivas.

    En primer lugar, la evaluación de procesos comunitarios presenta dificultades a nivel metodológico (o ¿es que da miedo?) ya que no estamos hablando de recopilar datos sobre pacientes en una situación de ensayo controlado, sino que estamos hablando de procesos más complejos, donde hay diferentes personas, eventos, situaciones, emociones, capacidades, y demás, que se combinan para co-crear salud en entornos comunitarios.

    En segundo lugar, creo que desde el sector salud tradicionalmente cuando se habla de evidencia, se tiende a referirse a demonstrar que se han alcanzado indicadores de salud específicos, pero que en salud comunitaria a lo mejor no nos dan una imagen completa de lo que puede ser el impacto de un programa. Esto porqué, al ser un proceso complejo, ¡se pueden medir muchísimas cosas! Por ejemplo, ya que hay evidencia de que el capital social o la participación comunitaria pueden tener beneficios para la salud, ¿podríamos medir cambios en estos aspectos en vez que medir (solamente) salud percibida o niveles de satisfacción?
    También, habría que aclarar desde el principio qué es lo importante, que cambios se quieren evaluar, idealmente conjuntamente a la población.

    Y tercero, los recursos, económicos y humanos, para poder llevar a cabo las investigaciones, para generar evidencia se quedan muy escasos.

    Bueno, aquí paro – aunque podría seguir …. ¿qué pensáis?

    Viola

    Me gusta

  2. Me atrevo a empezar este debate, ya que el tema me apasiona muchísimo y creo que es muy importante! podríamos hablar de dificultades en generar evidencia desde diferentes perspectivas. En primer lugar, la evaluación de procesos comunitarios presenta dificultades a nivel metodológico (o ¿es que da miedo?) ya que no estamos hablando de recopilar datos sobre pacientes en una situación de ensayo controlado, sino que estamos hablando de procesos más complejos, donde hay diferentes personas, eventos, situaciones, emociones, capacidades, y demás, que se combinan para co-crear salud en entornos comunitarios.

    En segundo lugar, creo que desde el sector salud tradicionalmente cuando se habla de evidencia, se tiende a referirse a demonstrar que se han alcanzado indicadores de salud específicos, pero que en salud comunitaria a lo mejor no nos dan una imagen completa de lo que puede ser el impacto de un programa. Esto porqué, al ser un proceso complejo, ¡se pueden medir muchísimas cosas! Por ejemplo, ya que hay evidencia de que el capital social o la participación comunitaria pueden tener beneficios para la salud, ¿podríamos medir cambios en estos aspectos en vez que medir (solamente) salud percibida o niveles de satisfacción?
    También, habría que aclarar desde el principio qué es lo importante, que cambios se quieren evaluar, idealmente conjuntamente a la población.

    Y tercero, los recursos, económicos y humanos, para poder llevar a cabo las investigaciones, para generar evidencia se quedan muy escasos.

    Bueno, aquí paro – aunque podría seguir …. ¿qué pensáis?

    Viola

    Me gusta

  3. Así, rápidamente y por romper el hielo (creo)
    La pregunta sería en relación a un congreso de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria ¿cuánta evidencia generamos en Atención Primaria en el SNS? Poca, general. Factores que pueden contribuir: qué formación tenemos para investigar? qué recursos (de personas, tiempo, financiación) qué apoyos? lo hacemos con el “afán de publicar”? Qué criterios se exigen para publicar? Si vamos a la parte de “la comunitaria”… usamos el mismo lenguaje que el resto de agentes con los que realizamos la acción comunitaria (la propia comunidad, servicios educativos, sociales, ayuntamientos…)? Tenemos el mismo objeto/objetivos de investigación? Realmente la gente necesita la evidencia?Cómo generamos la evidencia y cómo explicamos su importancia a la gente?Es importante?Nos sirven los modelos clásicos para la Salud Comunitaria o hay que hibridar los saberes feministas, de las ciencias sociales, del humanismo?
    He contestado con pregunticas….Tengo más…
    Era por motivar

    Me gusta

  4. Gracias por romper el hielo…
    Siento no poder estar con vosotras en Málaga. Ahí va mi modestísima aportación.

    El principal problema radica en la naturaleza de la intervención comunitaria y de los objetivos que se marca.

    Por un lado, buscamos un impacto a nivel poblacional, medible con indicadores cuantitativos y técnicas epidemiológicas (nivel fuerte de evidencia), … mientras que las intervenciones son por definición pequeñas, muy orientadas a los espacios convivenciales y adaptadas a cada entorno local y temporal en el que se desarrollan (lo que dificulta su generalización).

    Hay otros problemas como la dificultad de comparar con un grupo control, la multifactoriedad de las intervenciones o la dificultad de atribuir el cambio a nuestra intervención comunitaria como causa única.

    En cualquier caso, son problemas salvables, aunque implique rebajar expectativas sobre los niveles de evidencia.

    Me gusta

  5. ¡Gracias por iniciar el debate!

    Por seguir avivándolo un poco más (y ya de paso polemizar 😛 )
    ¿Es cierto que encontramos tantas dificultades en generar evidencias en Salud Comunitaria? ¿O tal vez es que no nos hemos ni siquiera propuesto obtenerlas?

    En mi caso, sí he intentado genera evidencia en demostrar algunos determinantes sociales que pudieran afectar a las comunidades en las que he trabajado pero, aparte de eso no he intentado generar evidencia de ninguna intervención. Ni siquiera me lo había planteado, la verdad ¿Puede ser esta la principal limitación de las evidencias en Salud Comunitaria?

    Me gusta

    1. Me atrevo a seguir este hilo, aunque no se si realmente estoy contestando o generando más preguntas… creo que podríamos hablar de dificultades en generar evidencia desde diferentes perspectivas…

      En primer lugar, la evaluación de procesos comunitarios presenta dificultades a nivel metodológico (o ¿es que da miedo?) ya que no estamos hablando de recopilar datos sobre pacientes en una situación de ensayo controlado, sino que estamos hablando de procesos más complejos, donde hay diferentes personas, eventos, situaciones, emociones, capacidades, y demás, que se combinan para co-crear salud en entornos comunitarios.

      En segundo lugar, creo que desde el sector salud tradicionalmente cuando se habla de evidencia, se tiende a referirse a demonstrar que se han alcanzado indicadores de salud específicos, pero que en salud comunitaria a lo mejor no nos dan una imagen completa de lo que puede ser el impacto de un programa. Esto porqué, al ser un proceso complejo, ¡se pueden medir muchísimas cosas! Por ejemplo, ya que hay evidencia de que el capital social o la participación comunitaria pueden tener beneficios para la salud, ¿podríamos medir cambios en estos aspectos en vez que medir (solamente) salud percibida o niveles de satisfacción?
      También, habría que aclarar desde el principio qué es lo importante, que cambios se quieren evaluar, idealmente conjuntamente a la población.

      Y tercero, los recursos, económicos y humanos, para poder llevar a cabo las investigaciones, para generar evidencia se quedan muy escasos.

      Bueno, aquí paro – aunque podría seguir …. ¿qué pensáis?

      Viola

      Me gusta

      1. Hola,estoy de acuerdo con Viola,es dificil porque los procesos son complejos y posiblemente se llega a actuar parcialmente y se escapan factores que influyen en mejorar la salud,por eso son muy importantes las politicas sanitarias entorno a alcanzar el bienestar de las personas y las comunidades.
        Se lleva poco tiempo midiendo cambios.No esta mal medir la salud percibida,es lo importante no?
        Al final si te sientes bien es un factor positivo para seguir adelante.Hay que ir caminando.
        Hace unos años no se generaba tanto debate en buscar y mejorar lo que se hace.
        con lo de los recursos económicos ,humanos y saber de metodologia cualitativa,además de ser necesario investigación multidisciplinar,con la población y no en solitario o solo de una profesión.
        Hay cuestiones que son intangibles,dificiles o imposibles de medir pero que se pueden percibir de forma sutil cambios sobre todo en la sociedad.

        Me gusta

  6. En mi opinión, creo que es difícil realizar investigación, en general, más aún en Comunitaria, porque está muy extendida la idea de la Comunitaria como algo ajeno a la práctica clínica diaria. Cuando te ‘lías la manta a la cabeza’ y comienzas a realizar un proyecto comunitario, con todo lo que supone, ves que sale adelante, que funciona, etc. Creo que quedan pocas energías para buscar evidencias.
    Sin embargo, deberíamos asumirlo como parte del proceso, pues es la única manera de ir legitimando nuestras acciones comunitarias.

    Me gusta

  7. Muy interesantes todas las aportaciones 🙂
    Coincido con muchas de las cuestiones que ya se han hecho hasta ahora. Algunas de mis impresiones desgranando la propia comunitaria:

    -Hay que definir bien eso de “Salud Comunitaria”. No es por ponerse puntillosos, pero salud comunitaria significa “salud de la comunidad” y es preciso delimitar de qué hablamos cuando hablamos de salud comunitaria. Es decir, no es lo mismo una intervención educativa grupal dentro de un programa de promoción de la salud que un plan de desarrollo comunitario en un barrio, etc. Esto es importante porque las evaluaciones también serán diferentes.
    Hay un esquemita del Public Health England que trata de resumir las intervenciones (está adaptado en este post del blog salud comunitaria https://saludcomunitaria.wordpress.com/2018/12/16/orientacion-comunitaria-de-la-atencion-primaria-5-accion-comunitaria-definiciones-y-metodologias/ ), aunque de todas formas creo que no encaja muy bien con la tipología de la acción comunitaria que hacemos en nuestro país. Pero sirve bien para ver todo lo que puede entenderse que son “acciones comunitarias en salud”

    -Como también se dijo muy bien y señalo Viola, ¿cuál es el paradigma en el que se mueve la evaluación y los niveles de evidencia? No olvidemos que el vértice de la pirámide de la evidencia son diseños que no sirven para procesos comunitarios (complejos o poco complejos). No creo que todo se pueda evaluar con las miradas que tenemos ahora mismo e incluso creo que no sea preciso ni necesario evaluar todo. Ni creo tampoco que dependerá de tener buenas o malas evaluaciones el “demostrar” y poner de relevancia la acción comunitaria.
    Será importante mirar hacia nuevos modelos de evaluación y síntesis narrativa de evidencias (Greenhalgh) pero tampoco me enlentecería demasiado ahí sino más en temas muy prácticos de investigación-acción-participación.

    Abrazos!

    Me gusta

  8. Mi humilde visión como enfermera de atención primaria,es que realizar salud comunitaria es un auténtico esfuerzo titánico, el plantearnos realizar evidencia o evaluaciónes e misión imposible. Por lo menos en mi caso. Un saludo y gracias por vuestras opiniones,me parecen de gran valor ye han aportado mucho.🤔🤔🤗

    Le gusta a 1 persona

  9. Creo que repetiré algunas cosas que se han dicho, porque además he procurado leerlo de forma superficial para no condicionar demasiado mi respuesta:
    – La evidencia en cuanto a determinantes socioeconómicos y su efecto en diversos indicadores de salud (incluyendo enfermedades prevalentes), a pesar de sus dificultades y de que se basa en estudios observacionales, es un terreno en el que hay mucho publicado desde hace años, y se desarrollará mucho más en el futuro gracias a los avances tecnológicos relacionados con los datos.
    – Otra cosa son los estudios de intervención en salud comunitaria. Los estudios que se consideran de máxima evidencia (los ensayos clínicos), son posibles para la valoración del efecto intervenciones tipo “fármaco-individuo”, pero no en actividades de promoción (políticas de salud, intervenciones en el terreno municipal o de barrio, educativo, movilización comunitaria, infraestructuras, etc).
    – A pesar de lo estructurada que pueda ser la metodología, las condiciones y los agentes que intervienen en ellas pueden ser variables, las poblaciones objetivo distintas entre unos lugares y otros, y menos “controlables” para según que estudios. Los objetivos (cambio de estilos de vida, impresiones subjetivas de estado de salud, cambios en incidencia de enfermedades, etc) pueden ser también más escurridizos para exponer los resultados.

    Por eso, en muchos casos, cobra mayor protagonismo la investigación cualitativa y estudios observacionales, situados en estratos más bajos en la pirámide de la evidencia, aunque en el primer caso puede aportar información muy interesante pare este tipo de procesos.

    De todos modos, como comentaba en la pregunta anterior, algunas intervenciones relacionadas con la participación comunitaria y la movilización social, se acercan bastante a la sociología, y es posible que de ese campo se puedan incorporar herramientas de evaluación útiles (me declaro ignorante en ese asunto).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s